Las ciudades europeas podrían evitar hasta 10.000 muertes prematuras ampliando las redes de carriles bici

Un estudio publicado en ‘Preventive Medicine’ asocia la longitud de la red de vías ciclistas con el tipo de transporte elegido y los beneficios para la salud.

Un estudio liderado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Fundación Bancaria ”la Caixa”, destaca que la ampliación de las redes de carriles bici en las ciudades podría aportar beneficios considerables para la salud y la economía.

El estudioque forma parte del Proyecto PASTA (Physical Activity through Sustainable Transport Approaches) financiado por la Unión Europea- analiza los datos de 167 ciudades europeas y sugiere que la longitud de la red de vías ciclistas está asociada al tipo de transporte elegido, pudiendo aumentar la selección de la bicicleta como medio de transporte hasta el 24,7% del total de los desplazamientos. Así, con más carriles bici, una de cada cuatro personas escogería la bicicleta como medio para desplazarse diariamente. El análisis, publicado en ‘Preventive Medicine, estima que si en todas las ciudades estudiadas la bicicleta fuera seleccionada en el 24,7% de los desplazamientos, se podrían evitar más de 10.000 muertes prematuras al año.

La conclusión principal del estudio es que sacar a las personas de los coches produce grandes beneficios para la salud. Una combinación de medidas que hagan que el coche resulte poco atractivo y políticas centradas en convertir el transporte público y la bicicleta en medios más atractivos sería lo más adecuado para mejorar la salud y el bienestar en las ciudades europeas.

Leer noticia en ISGlobal

Consultar y descargar el estudio “Evaluación del impacto en la salud de las expansiones de las redes ciclistas en las ciudades europeas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *