“Hay que reformar el mercado eléctrico para que se adapte a un mix cada vez más renovable”

Entrevista a Natalia Fabra, Profesora de Economía en la Universidad Carlos III de Madrid y miembro del Consejo Asesor para la Transición Ecológica de la Economía, publicada, el 18 de junio de 2018, en El Periódico de la Energía

Entender el funcionamiento del mercado eléctrico está al alcance de unos pocos ¿por qué cree que es tan compleja la normativa y por qué hay tanta regulación?

La regulación y el mercado son absolutamente complementarios. Cuando se habla de liberalizar los mercados, no quiere decir que se elimine la regulación, sino lo contrario. El caso español es un caso claro en donde la liberalización ha ido acompañada de un marasmo regulatorio y una superposición de normas regulatorias que no son correctas para el buen funcionamiento del mercado. Y si los propios agentes no conocen cuáles son las normas difícilmente se van a generar los incentivos que se pretenden. El resultado de este marasmo es consecuencia de que la Ley de 1997 ha sido parcheada de manera sucesiva sin que se haya abordado una seria reflexión sobre qué ley necesitamos.

Si entonces, en 1997, ya no era una ley adecuada en un mercado donde sobre todo había centrales térmicas e hidráulicas, lo es menos en el contexto actual y los escenarios futuros que están por venir, en los que cada vez habrá una mayor coexistencia de tecnologías muy diversas. Es fundamental abordar esta reflexión sobre cuál es el mercado eléctrico que necesitamos para un mix tan distinto y con características tan diferentes entre las tecnologías que en él compiten.

El CAPTE se cuestiona la actual ley del mercado eléctrico, ¿cuál es la propuesta que incorporan?

Yo creo que debería haber una nueva regulación. Y esa nueva regulación tiene que ser simple, transparente y generar incentivos en la misma dirección. No sé cuáles son los consensos políticos pero cada vez más las empresas eléctricas son las que están demandando un cambio en la regulación. Al principio eran los nuevos entrantes, las renovables y los consumidores a pesar de que su voz se oiga poco, los que ponían de manifiesto que este mercado eléctrico no sirve. Pero ahora mismo también son las grandes eléctricas porque comprenden que el mercado eléctrico actual no es adecuado para retribuir instalaciones cuyos costes no tienen nada que ver con los costes de las tecnologías marginales que son las que marcan los precios.

Continuar leyendo ““Hay que reformar el mercado eléctrico para que se adapte a un mix cada vez más renovable””

Debemos actuar sin dilación alguna

Artículo  de Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica y Presidenta del Consejo Asesor para la Transición Ecológica de la Economía, publicado, el  13 de junio de 2018, en EL COMERCIO

El nuevo Gobierno de España estrena un Ministerio para la Transición Ecológica. Su nombre refleja el convencimiento del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que nos encontramos ante un momento crítico, en que el modelo de desarrollo que tanta prosperidad ha traído desde la Segunda Revolución Industrial, requiere una actualización que garantice el progreso futuro. Un progreso que ha de ser inclusivo y justo, pero dentro de los límites ambientales cuya superación deja una herencia envenenada para nuestros hijos y nietos.

España se comprometió, junto con otros cerca de doscientos países, a transitar hacia una economía libre de emisiones a mediados de siglo mediante la firma del Acuerdo de París a finales de 2015. La descarbonización de la economía mundial es un proceso irreversible, un tren que ya ha partido de la estación y al que España debe subirse cuanto antes para aprovechar las oportunidades que presenta para el empleo y la competitividad, y evitar el sobrecoste y la inestabilidad que conllevan retrasar nuestra adaptación.

Continuar leyendo “Debemos actuar sin dilación alguna”

Alianzas globales para un desarrollo sostenible inclusivo

Artículo  de Federico Buyolo, Director General de Cooperación y Solidaridad de la Generalitat Valenciana, publicado, el  10 de junio de 2018, en CONTEXTO ECONÓMICO/AGENDA PÚBLICA

Desde que, en 2000, el secretario general Kofi Annan planteara la necesidad de establecer una gran agenda de solidaridad entre países ricos y pobres, la pobreza ha disminuido en más de 1.100 millones de personas; el 90% de la población ya utiliza fuentes mejoradas de agua potable y la reducción de la mortalidad infantil se cifra en un 44% en una sola década. Los Objetivos del Milenio han permitido un gran avance en la lucha contra la pobreza en todas sus dimensiones.

En este artículo me propongo exponer algunos datos que ponen de relieve que, junto a las buenas noticias de arriba, la humanidad presenta aún numerosos problemas que requieren de un enfoque global y estratégico. En el mundo actualmente hay 65,6 millones de refugiados y la cifra sigue creciendo; 767 millones de personas viven con menos de 1,90 dólares al día, y no sólo en los países pobres, sino también en los más desarrollados; en España, el 20% de la población con mayores ingresos consigue 6,5 veces más que el 20% que menos renta tiene a su disposición. Vivimos un crecimiento insostenible que, de seguir así, podría llevarnos a la devastación: necesitaríamos consumir los recursos de tres planetas como el nuestro para poder abastecer las necesidades de todo el mundo.

Continuar leyendo “Alianzas globales para un desarrollo sostenible inclusivo”

Proteger el medioambiente y luchar contra el cambio climático como política de empleo en España

Artículo  de Ana Belén Sánchez, coordinadora de Sostenibilidad de la Fundación Alternativas y miembro del Consejo Asesor para la Transición Ecológica de la Economía,  publicado, el 21 de mayo de 2018, en EL PAÍS

Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) para evitar un aumento de la temperatura media mundial de más de 2ºC es necesario para asegurar que no tendremos que vivir en condiciones climáticas extremas, que afectarán a nuestra economía, a nuestra salud y a nuestra alimentación, especialmente en España. Se trata de evitar un futuro con menos agua y sequías más frecuentes y con más olas de calor y más duraderas y que tendrá lugar más a menudo.

Ahora tenemos más certeza de que estas medidas, además de ser imprescindibles, tendrán un impacto neto positivo en el empleo. Según el nuevo Informe de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) ‘Sostenibilidad Medioambiental con Empleo’ (OIT, 2018) se crearán 24 millones de nuevos empleos en 2030 sólo en el sector de la energía, gracias a la producción y uso de energías renovables, el crecimiento de vehículos eléctricos y el aumento de eficiencia energética en los edificios, entre otras medidas.

En España, el potencial de creación de empleo es importante. La rehabilitación de viviendas, la mejora de la gestión de residuos, la producción de energías renovables, la mejora del transporte público y la transición ecológica de la industria podría crear hasta 2 millones de empleos verdes. Sin embargo, se están dando muy pocos pasos para que esta cifra se haga realidad en el corto o medio plazo, lo que deja pocas razones para el optimismo. Continuar leyendo “Proteger el medioambiente y luchar contra el cambio climático como política de empleo en España”

El CAPTE presenta sus propuestas para una nueva agenda urbana y el futuro del territorio

El Consejo Asesor para la Transición Energética de la Economía (CAPTE), que preside Teresa Ribera, ha entregado a la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE dos nuevos documentos atendiendo al mandato con el que emprendió su trabajo en septiembre del año pasado: analizar y hacer propuestas para luchar contra el cambio climático y alcanzar los objetivos de una transición ecológica ambiciosa y socialmente justa en España.

Los dos nuevos documentos que se presentan ahora son:

Agenda urbana 2030-2050. Una propuesta urbana integradora y saludable para las personas y sostenible con el entorno

Territorios rurales, recursos, usos y personas inteligentes – Informe completo

Territorios rurales, recursos, usos y personas inteligentes – Resumen ejecutivo

Las propuestas del CAPTE para conseguir unas ciudades “eco sostenibles” pasan por establecer una nueva relación entre el entorno rural y urbano; unas nuevas pautas para la construcción y rehabilitación sostenible y energéticamente eficiente; la implantación de una movilidad sostenible; un modelo energético 100% renovable y la economía circular.

En su informe sobre el territorio, el CAPTE se posiciona a favor de superar la idea de vincular el medio rural de forma exclusiva al sector primario. “El nuevo modelo territorial debe contribuir a amortiguar las diferencias entre lo rural y lo urbano en disponibilidad de servicios, movilidad, capacidad tecnológica, calidad de vida y desarrollo personal de los ciudadanos. Eso supone que los servicios de todo tipo, sanitarios, escolares, de comunicación y transporte, tecnológicos, internet, estén a disposición de los ciudadanos del medio rural con proximidad, calidad y permanencia. Ello implica servicios viables y funcionales, ajustados a las capacidades posibles y a las necesidades reales”, se afirma en el documento. Continuar leyendo “El CAPTE presenta sus propuestas para una nueva agenda urbana y el futuro del territorio”

Energía y clima, un proyecto para España

Artículo  de Antxon Olabe, economista ambiental  y miembro del Consejo Asesor para la Transición Ecológica de la Economía,  publicado, el 18 de abril de 2018, en EL PAÍS

Hace falta formular una visión a largo plazo y desarrollar una estrategia de país.

El período histórico de “los Reinos Combatientes”, que marcó el final de la dinastía Zhou en China (476-221 a. C.), se caracterizó por una lucha encarnizada en la que los diferentes reinos se dirimían el poder y el territorio. Esa situación de permanente conflicto favoreció el surgimiento de una escuela de pensamiento orientada a afrontar y resolver aspectos propios de aquel contexto. El maestro Sun Tzu, considerado como el principal representante de la denominada “Escuela de los Estrategas, desarrolló el concepto de shi para referirse a la energía potencial de una situación en proceso de desarrollo, es decir, al poder inherente en la disposición específica de los elementos y su tendencia estratégica.

El pasado 11 de abril, 32 grandes empresas han presentado un manifiesto enfatizando la importancia de que España se dote de un marco normativo que aporte claridad estratégica a los horizontes de inversión que se precisan en el sector de la energía. En la estela de dicho texto, los líderes políticos, empresariales, sociales y de opinión de nuestro país han de leer de forma inteligente el actual contexto internacional en el ámbito de la energía y el cambio climático y, en especial, su dinámica interna para comprender la dirección hacia la que, previsiblemente, van a evolucionar los acontecimientos. Y es que la transición energética es uno de los vectores cruciales por los que va a transitar el siguiente ciclo de modernización de la economía global.

A través de la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética, demandada por el Congreso y prometida por el Gobierno, nuestro país tiene la oportunidad de incorporarse plenamente a la principal transformación del sistema energético desde la revolución industrial. Dicha transformación viene impulsada por la necesidad de avanzar en la descarbonización sistemática del sistema energético global mediante la retirada paulatina de los combustibles fósiles. Y es que la comunidad internacional, con alguna excepción, ha tomado conciencia de que la desestabilización del clima nos adentra en un territorio ignoto, fuera de la cartografía del Holoceno (los últimos once mil seiscientos años) en la que ha surgido y se ha desplegado la civilización. Nos confronta con una amenaza cuya escala espacio-temporal es diferente a lo experimentado con anterioridad. Una amenaza que, en los círculos más informados, se considera de carácter existencial. Por ello, las emisiones de CO2 están llamadas a convertirse en la principal variable en la ecuación de la energía en los próximos años. Continuar leyendo “Energía y clima, un proyecto para España”

El futuro es renovable

Artículo  de Natalia Fabra, catedrática de Economía en la Universidad Carlos III de Madrid y miembro del Consejo Asesor para la Transición Ecológica de la Economía, Mikel González-Eguino, profesor de Investigación en BC3 y en la Universidad del País Vasco, publicado, el 11 de abril de 2018, en EL PAÍS

España puede prescindir de las nucleares y del carbón progresiva y ordenadamente.

El sector eléctrico es la piedra angular de la transición energética. Liberarlo de emisiones hará posible, a través de la electrificación, la descarbonización de la economía. Pero ¿cuál es la vía más eficaz para hacerlo? A esta pregunta ha respondido, a petición del Gobierno, un grupo de expertos propuestos por partidos políticos y sindicatos. Los expertos destacan la necesidad de invertir en renovables, pero cuestionan el cierre de las nucleares al final de su “vida de diseño” porque “supondría un incremento del coste de generación de entre 2.000 y 3.200 millones cada año” y duplicaría las emisiones.

En los escenarios analizados por los expertos, la energía nuclear es sustituida casi por completo por la combustión de gas, con elevados costes de generación y elevadas tasas de emisión. Si la sustitución se hubiera hecho hacia las renovables, el aumento de costes y de emisiones habría sido muy inferior, incluso nulo. Además, en la letra pequeña del informe se lee que el cierre de las nucleares aumentaría el coste para los consumidores entre 650 y 950 millones al año, lo que incrementaría la factura de un hogar medio de 8 a 11 euros anuales. La diferencia entre esta cifra —los costes para el consumidor— y la destacada por los expertos —los costes para las empresas— refleja, básicamente, los beneficios que dejarían de ganar las empresas eléctricas si no se prorrogan sus licencias más allá de los 40 años de explotación; con datos del informe, estos beneficios se sitúan entre 950 y 1.900 millones anuales antes de impuestos, y sin incluir los costes de reforzar la seguridad nuclear, entre 135 y 760 millones anuales, que los expertos no incluyen en los costes de la opción nuclear. Continuar leyendo “El futuro es renovable”

España se desenchufa del futuro

Artículo  de Hugo Morán, secretario para la Transición Ecológica de la Economía de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, publicado, el 9 de abril de 2018, en 20 MINUTOS

En el año 2017 China invirtió 133 mil millones de dólares en nuevas instalaciones de generación eléctrica con tecnologías renovables (Bloomberg New Energy Finance), que sólo en fotovoltaica supusieron la friolera de 53 gigavatios de nueva potencia añadida, lo que supone más de la mitad de la capacidad mundial. Para que nos hagamos una idea de las magnitudes que se manejan, Alemania, que está siendo la locomotora europea en desarrollo renovable, se quedó el año pasado en el entorno de los 2 gigavatios de nueva fotovoltaica instalada. Es evidente que China ha tomado el relevo a Europa en el liderazgo mundial de la transición hacia las energías limpias, una vez que los EEUU de Donald Trump han renunciado de facto a disputarlo, enterrando el gran proyecto político de Barack Obama expresado en la frase: “el país que lidere una economía basada en las energías limpias, liderará el siglo XXI”.

Europa, con España a la cabeza, capitalizó en la frontera de este milenio la apuesta por un salto disruptivo en el sector de la energía, impulsando uno de los avances tecnológicos más relevantes que haya conocido la humanidad. Bien es cierto que las perspectivas que se vislumbraban a finales de la última década del siglo pasado y la primera de este, apuntaban a un crecimiento exponencial de la demanda de energía en el continente, con  lo cual se tomaban decisiones que implicaban la incorporación de más y más potencia de generación, antes que a sustituir la ya existente; senda que se quebró con la irrupción de la gran crisis, momento a partir del cual el hundimiento de la demanda encendió las alarmas de las eléctricas convencionales, que veían amenazado ahora su campo de negocio. Se produce entonces un giro de estrategia política en defensa de las tecnologías convencionales y contra las renovables, llevando a Europa a los umbrales de inversión más bajos y deslocalizando la innovación. Continuar leyendo “España se desenchufa del futuro”

Transición energética en España: la hora de la verdad

Artículo  de Teresa Ribera, directora del Instituto para el Desarrollo Sostenible y las Relaciones Internacionales (IDDRI) y presidenta del Consejo Asesor para la Transición Ecológica de la Economía, publicado, el 6 de abril de 2018, en El Confidencial.

A Lord Nicholas Stern le gusta decir que no hay desarrollo, ni crecimiento económico ni progreso si no es compatible con el clima. Y Christine Lagarde insiste, cada vez que tiene ocasión, en que los mayores desafíos para la estabilidad económica mundial son el cambio climático, la reacción proteccionista ante una globalización no siempre bien gestionada y el incremento de las desigualdades. Cualquier combinación de estos elementos no manejada adecuadamente alimenta el populismo, la tensión y el riesgo de conflicto.

No es casualidad, por tanto, que la evolución de la economía hacia premisas compatibles con los límites ambientales sea el plato principal del menú de gobiernos y consejos de administración, de la agenda multilateral y del mismísimo Foro Económico Mundial. Y tampoco es de extrañar que en el centro del debate encontremos las cuestiones relativas a la transición energética. Continuar leyendo “Transición energética en España: la hora de la verdad”

Así son los diez informes publicados en los últimos meses con propuestas para la transición energética en España

Desde que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunciara durante la Cumbre de Marrakech, en noviembre de 2016, su compromiso de “impulsar” una ley de cambio climático, mucho ha llovido desde entonces. Tanto es así, que ha dado tiempo a que diferentes instituciones, consultoras, asociaciones y partidos políticos hayan hecho los deberes antes que el Gobierno y hayan presentado sus propuestas para una transición energética en España y un plan de lucha contra el cambio climático en consonancia con los Acuerdos de París.

Por el momento, ya son una decena los informes que se han publicado, como el del Consejo Asesor para la Transición Ecológica de la Economía (CAPTE), pero todavía quedan algunos más que se están ultimando, como es el de la formación de Unidos Podemos, que han anunciado que se presentará en este mes de abril. De los que ya conocidos, pese a haber grandes discrepancias sobre las fechas de cierre de centrales de carbón y nuclear, la implantación masiva del vehículo eléctrico o los efectos económicos en la apuesta por la eficiencia energética, los elementos comunes en todos y más aún en el largo plazo, a 2050, es un escenario 100% renovable, donde triunfe la eficiencia energética.

Leer noticia completa en El Periódico de la Energía